Luis Gómez:

Mi vocación es la enseñanza: transmitir ideas complejas de manera sencilla, para que otros descubran el apasionante mundo del comportamiento animal. Toda mi vida la he dedicado a la enseñanza y las ciencias, mi amplia experiencia como docente e ingeniero me han servido para comprender y poder explicar de un modo preciso y ameno los aspectos clave de la educación canina.

Tras mi formación inicial, y las prácticas como profesor en EDUCAN, colaboré junto a Pere Saavedra en el diseño conceptual y pedagógico, y en la difusión como ponente a nivel nacional e internacional, de la famosa metodología Yes&Click® , que es parte de mí, y seguirá siendo la base de mi forma de entender y sentir a los perros, única por su sólida estructura, profundidad de matices,  y por contemplar el aprendizaje paralelo de humano y perro. Muy por delante de su tiempo.

Al poco de iniciar mis estudios sobre entrenamiento canino, y escuché hablar de “binomios”, supe que había un gran potencial por descubrir, observando el efecto que el entrenamiento produce, y puede producir en el guía humano, además de el que se trata de conseguir en el perro. Es una parcela que se aplica específicamente en el ámbito de las intervenciones asistidas por animales/perros, pero que tiene un gran potencial educativo por desarrollar aplicada al propio entrenamiento.

El perro supone para muchos la primera oportunidad de convertirse en educador. Mi misión consiste en ayudar a las personas a descubrir los primeros pasos de ese camino, evitando las trampas que aparecen (ajenas y propias) y disfrutando del proceso.

Eos 01Continúo aprendiendo constantemente de quienes ofrecen enfoques audaces y eficientes para la mejora de la gestión del comportamiento canino/animal y la convivencia con sus guías.

Compagino mi actividad docente con la traducción y difusión de material audiovisual en relación a temas diversos conectados por el desarrollo personal, y los nuevos paradigmas de la educación.

Creé CityZendogs como proyecto personal, un espacio en el que ofrecer reflexiones y una visión diferente sobre el entrenamiento canino que está por venir, con la profunda convicción de que el conocimiento del comportamiento animal nos ayudará a tener vidas más plenas y sociedades más justas.